martes, 9 de diciembre de 2014

Catedral de Notre-dame, una experiencia visual y espiritual


Me encuentro nuevamente escribiendo para ustedes, los seguidores de éste blog a quienes les agradezco que lean, tanto lo que publico como la investigación que sigo realizando. 
La Catedral de Notre-Dame en París, era una de aquellas fascinaciones por las cuales tenía tantos deseos de ver y explorar desde hace muchos años. Creo que esa fascinación me surgió desde que vi por primera vez la película francesa animada "Nuestra Señora de París", creo que esa era el título. En ese momento me parecía interesante el tema de las gárgolas y sobre todo, el cómo lo feo siempre era repulsivo para los demás y para mi era lo más bello y puro cuando vi tal film. 


Al pasar los años, llegó a mi la inquietud acerca del universo gótico y a mis manos llegó el hacer una investigación (el cual es el objetivo de haber creado este blog) y me encontré con el libro del autor y alquimista Fulcanelli, llamado "El misterio de las catedrales", donde se describían escenas en donde la comunidad de científicos, arquitectos y alquimistas se reunían en las catedrales góticas de Europa y una de ellas, era Notre-Dame. Eso me inquietó bastante y mi necesidad de conocer ese bello lugar arquitectónico se acrecentó aún más. 



Finalmente la espera terminó y llegó el 2014, tuve la fortuna y el privilegio de ir a París. Lo primero que se me vino a la mente fueron las palabras: Catedral y Notre-Dame. Muchos quieren conocer la Torre Eiffel (aunque luego fui) pero, para mi lo primordial era ver con mis propios ojos y pisar esta bella catedral. En ésta foto pueden verme desde una de las partes laterales de la catedral. Verla desde afuera me hizo recordar todas aquellas fantasías que hacía en mi mente cuando leía el libro de Fulcanelli.  


Apreciar la arquitectura gótica, donde pude ver muy de cerca (gracias a mi lente zoom de 300 mm) esas majestuosas gárgolas, fue como si esas historias tomaran vida propia. Y al acompañarlo con el sonido de los cuervos y el frío parisino, quedé en un estado de letargo profundo. Me sentía en mi propio cuento de hadas. 


Aún no me cabe en la cabeza en pensar que a ésta belleza arquitectónica la llamaran "bárbara", "grotesca", bueno cuando se terminó el periodo Románico al Gótico se le denominó como lo peor, debido a la historia de los visigodos (por la rudeza y la violencia). Ahora en la actualidad, la arquitectura gótica se le debe grandes avances dentro del desarrollo de estructuras. Bueno, ese no es mi tema de estudio pero, es algo que aún me inquieta y me parece interesante llegar a profundizar mas adelante. 


Al entrar a la Catedral, sentí que esa tal denominación de "bárbaro" no cabía dentro de la belleza que mis ojos pudieron contemplar. La estructura en punta, ese simbolismo divino el cual impacta con tan profundo encanto. Ventanas con vitrales, donde se cuentan las historias de la Biblia, donde entra la luz para iluminar cada espacio y rincón de la catedral. Dentro de las fotografías que tomé, se puede ver uno que otro rayo de luz y como se degrada dentro de la catedral. 



Llegar caminando cerca a la cruz dorada fue lo que más me movió el alma. No soy católica ni cristiana, ni de ninguna otra religión pero, mi conexión espiritual con la cruz y el mundo de el alma son muy fuertes en mi; al sentarme allí y tener aquel espacio por tan solo un instante, hizo que cayeran unas cuantas lágrimas de regocijo, nostalgia, y emoción por mi rostro. 


En Francia y en el resto de Europa, existen varias catedrales góticas las cuales me faltan aun por descubrir. Pueden haber más hermosas, más grandes y más luminosas que Notre-Dame pero, el significado gótico que tiene no se compara. Si he de volver a París, volvería sin dudarlo a esta majestuosa edificación. Notre-Dame, un lugar que tiene mucho por desentrañar. 

Por: @angieluthien 


Google+ Badge

Facebook

Fotos e Imágenes